Aplicación de los distintos protocolos de vacunación adecuados según la edad y la especie animal (rabia, heptavalente, trivalente felina, leucemia felina, etc.) junto con chequeos básicos para saber el estado de salud del animal y su identificación mediante microchip, ya que en la Comunidad de Madrid éste es obligatorio para perros y gatos.

También insistir en la gran importancia que conlleva la desparasitación interna y externa de su animal de compañía, puesto que pueden contraer enfermedades infectocontagiosas que pueden transmitirse de un animal a otro e incluso de animales a personas.